Sobre el libro «Pensar rápido, pensar despacio» de Daniel Kahneman

Hace pocos días terminé de leer «Pensar rápido, pensar despacio» de Daniel Kahneman, un clásico en el ámbito de la economía conductual o behavioral economics, y honestamente lo recomiendo a todos aquellos interesados en comprender el comportamiento de sus clientes y cómo toman decisiones.

Kahneman, premio Nobel de Economía por su trabajo en psicología sobre el modelo racional de la toma de decisiones, ofrece una interesante perspectiva del cerebro y explica los dos sistemas que modelan nuestro pensamiento: el sistema 1, rápido, intuitivo y emocional; y el sistema 2, más lento, deliberativo y lógico.

Dos sistemas repletos de sesgos e ideas preconcebidas que condicionan la manera en la que tomamos nuestras decisiones: el impacto de la aversión a la pérdida y el exceso de confianza en las estrategias empresariales; la dificultad de predecir qué nos hará felices; o en definitiva, el efecto de los sesgos cognitivos sobre todo lo que decidimos, que será clave para entender esta realidad.

Una interesante lectura a la hora de diseñar estrategias B2C repletas de agentes económicos no tan racionales como pensamos, así como de contextos de irracionalidad predecible. ¿Conocen las marcas el comportamiento real de sus clientes y cómo toman decisiones digitales? Feliz lectura y mejor verano.

Sobre Luckin Coffee y nuevos hábitos de consumo

Existen muchas maneras de disfrutar de una buena taza de café cada día, ya sea de camino al trabajo o en el sofá de una agradable cafetería, y es en esa amalgama de hábitos de consumo donde el nuevo fenómeno chino Luckin Coffee ha encontrado espacio para innovar:

  • Desarrollando una verdadera mentalidad basada en datos que les permite registrar el comportamiento de sus clientes, optimizar operaciones y enviar ofertas contextuales.
  • Ofreciendo una experiencia digital completa a través de ofertas efímeras y personalizadas en el móvil de sus clientes, e incluso permitiendo el envío inmediato del café allá donde se encuentren ya que sus locales no tienen sillas.
  • Explorando nuevas oportunidades de negocio como el digital couponing o las suscripciones al café del día.

La fórmula parece que funciona, y en 18 meses Luckin Coffee ha pasado de no existir a superar al todopoderoso Starbucks en China con más de 2400 establecimientos y otros 2600 planificados para final de año. Por si fuera poco, hace dos semanas gigantes como BlackRock y el fondo soberano GIC apoyaron su IPO, logrando una capitalización de $4300M.

Quién hubiera dicho que el café también estaría sujeto a la guerra comercial -y tecnológica- entre EE.UU. y China. Demasiada cafeína y testosterona… Necesito un ColaCao.

Sobre Whatsapp Payments y futuros campeones digitales

Mark Zuckerberg quiere convertir a Whatsapp en el nuevo campeón occidental de las finanzas digitales al estilo WeChat, y así lo hizo ver en su reciente evento F8 en San Francisco. Pagos instantáneos como quien envía una foto a un amigo, compras de productos en un chat con un comercio, e incluso su propia criptomoneda. ¿Estamos preparados?

La respuesta no es obvia ya que, aunque los beneficios podrían ser muchos a la hora de realizar compras y pagar dentro de la omnipresente app móvil, escándalos sobre la privacidad o los recientes cortes de servicio sobrevuelan al gigante californiano.

Independientemente, la maquinaria ya se ha activado y tras un período de pruebas en India, Facebook UK ha anunciado la contratación de cien ingenieros para desarrollar el futuro de Whatsapp Payments y Whatsapp Business, uniéndose a una pléyade de jugadores tan globales como Apple Pay y locales como Bizum que ya tenemos en nuestros bolsillos.

Zuckerberg conoce los retos de una aventura como esta, y quizás por ello comenzó su presentación con tres palabras clave: “Future is Private”. Pero del dicho al hecho hay gran trecho, habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos, y si finalmente se consolida un nuevo campeón digital financiero. ¿Estará el próximo Ant Financial o WeChat Pay en camino? #economíaDigital

Sobre la economía digital y propuestas electorales

Cada cuatro años las urnas vuelven a nuestras vidas, y con ellas mi esperanza por encontrar propuestas de valor acerca de la economía digital y los nuevos modelos productivos. ¡Incluso me leo los programas electorales! Pero ay amigos, la cosa no pinta bien.

Este año, gracias a comparadores como los de Newtral, la tarea ha sido menos ardua, aunque con resultados igual de desalentadores. Si bien en el diagnóstico aciertan todos mencionando la necesidad de estrategias nacionales de inteligencia artificial o el desarrollo de tejidos industriales 4.0, las memorias económicas brillan por su ausencia. Como se suele decir, «sin dinero todo es postureo».

Y aunque ideas para inspirarnos hay muchas -ayer mismo Marc Vidal lanzaba un interesante hilo al respecto- en mi opinión la estrategia pasa por tres preguntas clave:

  • STEM, humanismo, universidad vs. FP… ¿qué modelo educativo necesita España durante las próximas cuatro legislaturas?
  • Infraestructuras, turismo… ¿qué sectores debemos liderar junto con la UE para lograr un discurso competitivo?
  • Atracción de talento, fiscalidad… ¿qué marcos regulatorios e incentivos debemos de ofrecer en un mundo globalizado?

En el debate de ayer hubo cero menciones al respecto, y me temo que no soy más optimista para el de esta noche. Votemos. #economíaDigital

Sobre la confluencia del humanismo y la revolución digital

Recuerdo que una de las primeras decisiones importantes que tuve que tomar durante mi juventud fue en el instituto: ¿ciencias o letras? ¿tecnología o humanismo? Mundos aparentemente antagónicos para el adolescente que era, pero que hoy en día veo más y más conectados.

Las tecnologías inteligentes y la digitalización están modelando una nueva realidad económica, pero también política y sociológica. Cómo incluir una visión ética en el desarrollo de la inteligencia artificial, qué nueva legislación requerirá el desarrollo de la biotecnología en el ser humano, o cómo lograr que esta revolución no potencie las desigualdades en el mundo son solo algunas preguntas que ya están encima de la mesa.

Algunas personas comienzan a hablar del transhumanismo, una suerte de homo digitalis, y la necesidad de analizar esta realidad desde una perspectiva ética, jurídica y antropológica. Fácil no será: esta misma semana Google cerró su AI Ethics Board tras solo siete días de actividad y un sinfín de desencuentros.

Las humanidades comienzan a vivir una segunda juventud gracias a la disrupción digital que nos rodea. Nuestra manera de vivir y trabajar está cambiando, e innovaciones que se mueven entre las aguas de la realidad y la ficción acechan. ¿Estamos preparados para ello? #negociosDigitales

(*) En esta línea, el pasado lunes días acudí a la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE a un evento muy interesante sobre tecnología y sociedad, en donde el filósofo Fernando Savater, el jurista Antonio Garrigues y la profesora Elena Postigo Solana charlaron acerca del desarrollo de las ciencias y la tecnología, así como de su impacto en la sociedad a nivel ético, jurídico y antropológico. Recomiendo tenerles en el mapa 😉

Sobre nuevas maneras de hacer banca

Desconozco si lo que estamos viviendo en los servicios financieros es más propio de una evolución o una revolución, pero sí constato que hitos como los anunciados por Apple y N26 son un reflejo de una nueva realidad bigtech/fintech que ha venido para quedarse.

Por un lado, el gigante de Cupertino presentó Apple Card como su nueva tarjeta de crédito sin comisiones de la mano de Goldman Sachs y Mastercard, con una experiencia de cliente superior (integración total en el móvil, seguridad, atención al cliente vía iMessage…) e incluyendo nuevos servicios como la gestión de los plazos de pago de la tarjeta, avanzando en la cadena de valor bancaria y suculenta financiación al consumo.

Por otro lado, N26 alcanzó los 200.000 clientes en España poniendo en valor nuevos enfoques digitales más cercanos a las suscripciones de Spotify que a un banco tradicional, y explorando nuevas oportunidades como los interesantes Spaces: espacios de ahorro individuales o compartidos, gamificados y reglas silenciosas (redondea automáticamente el pago de 7€ a 10€, y ahorra para tu próxima escapada).

Sin duda, El Reto para la banca incumbente, en donde la relación final con el cliente está en juego y algunos serán intermediados por estos nuevos jugadores, con todo lo que ello conlleva. #negociosDigitales

Sobre Mapfre y su nueva estrategia 2019-2021

El pasado viernes MAPFRE presentó su plan estratégico 2019-2021, en donde además de fijar unos objetivos financieros ambiciosos para los tiempos que corren (crecimiento en primas del 5% y ROE del 10%), su agenda digital se reveló como una de las principales palancas para alcanzar el éxito y reposicionar la compañía.

Y es que con un objetivo de incremento del negocio digital en un 41% para el final del trienio, la aseguradora tendrá que ser muy creativa en sus planteamientos y explorar nuevas oportunidades más allá de digitalizar sus actuales canales de venta.

Sin duda una de las principales oportunidades serán las plataformas vinculadas al cliente digital, como por ejemplo la casa inteligente o el coche conectado, autónomo y compartido. O dicho de otra manera, evolucionar desde un enfoque financiero de gestión de riesgos a un modelo centrado en la experiencia de cliente y los ecosistemas compartidos.

Respecto a su plan destacan tres pilares clave:

  • Excelencia en la gestión técnica y operativa, apostando por la IA y los modelos predictivos.
  • Orientación al cliente, potenciando éxitos como Verti y buscando nuevos enfoques como la reciente Savia vinculada a la salud digital.
  • Lo más complicado, lograr que el cambio permee en su cultura y talento.

A por ello. #economíaDigital

Sobre Ikea y los nuevos conceptos de propiedad digital

IKEA continua adaptándose a los nuevos paradigmas sociales de esta era digital, y comenzará a ofrecer servicios de suscripción a modo Netflix o Amazon Prime Now mediante los cuales sus muebles podrán ser alquilados, disfrutados y, tras las restauraciones oportunas, devueltos al mercado abanderando la economía circular.

Y es que las novedades que nuestros queridos millenials traen respecto al concepto de propiedad se proyectan a otros ámbitos como el transporte o el hogar. Si hasta ahora el tener un bien se asociaba con la seguridad y libertad, ahora se comienza a percibir como un mayor coste económico y restricción al movimiento.

El replanteamiento del concepto de propiedad y las facilidades que la tecnología aporta hoy en día impactarán en muchos ámbitos (banking spolier: cómo pagarla; cómo financiarla; cómo asegurarla), observándose dos tendencias claras:

  • Evolución de los modelos de negocio basados en la propiedad de bienes hacia paradigmas vinculados a servicios y suscripciones digitales.
  • Adopción de características propias de la economía colaborativa y desarrollo de ecosistemas en donde la marca posea la relación con el cliente.

Comprar un coche o una taladradora vs. pagar por un servicio de movilidad o de manitas en casa. ¿A qué te apuntas tú? #economíaDigital

Sobre tendencias fintech para el 2019

Tras un 2018 espectacular en el mundo fintech -16 nuevos unicornios como Circle o Monzo Bank nacieron este año- es fácil perderse en la vorágine de tendencias, éxitos y postureos que ayudan a vislumbrar el futuro de las finanzas digitales.

Comparto un interesante estudio de CB Insights con el ánimo de reflexionar sobre las principales tendencias al respecto, incluyendo avances en el ámbito del tsunami regulatorio europeo y el mundo regtech, en redes de confianza y la explosión blockchain, u en otros ya clásicos como las transferencias internacionales.

Después de sus primeros pasos también será interesante ver el avance de este ecosistema logrando licencias bancarias europeas como acaba de lograr N26 y desea Revolut, gestionando al todo poderoso regulador en ámbitos como PSD2 y openBanking, o compitiendo con los nuevos jugadores asiáticos.

La banca tradicional tampoco lo tiene sencillo, ya que además de vivir en esta nueva realidad competitiva, hereda complejos retos del pasado como el mantenimiento de los bajos tipos de interés o la continuación del desapalancamiento de la economía.

La «coompetición» ha comenzado, y ya sabemos que el ganador no será tanto quien tenga la mejor visión estratégica -que también- sino quien sea capaz de transformarse ágilmente. #economíaDigital

Sobre GANS y la inteligencia artificial

Hace pocos días Christie’s vendió el primer cuadro pintado de manera autónoma por una máquina, por más de $400.000. Arte digital llevado a un nuevo nivel, solo explorado por la ciencia ficción y los más creyentes en la materia. ¿Podrán las máquinas ser creativas? La evolución digital no se detiene, y una nueva generación de inteligencia artificial generativa nos está esperando.

La tecnología que podría convertir a las máquinas en entes creativos se conoce como GAN –Generative Adversarial Networks-, y vídeos como el de David del Val explican de una manera amena su funcionamiento.

Algoritmos que crean de manera autónoma nuevos diseños industriales, y ayudan al profesional humano en su tarea acortando tiempos. IA que humaniza los call centers simulando la voz o imagen de seres queridos, que incluso nos dejaron hace tiempo. Pero también «fake news» como nunca habríamos pensado, en donde vídeos falsos de famosos diciendo lo que queramos escribir en el móvil estarán al golpe de un clic en pocos años.

Muchas de estas oportunidades y riesgos podrían llegar a abrumarnos, pero ello no debería hacernos obviar un debate complejo, en donde las oportunidades digitales, la ética y la regulación seguro que se encontrarán. ¿Comenzamos? #ganism #economíaDigital