Una educación digital 3.0

Educacion

Decir que la Educación es uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de la sociedad podría resultar una obviedad para muchas personas, pero entendiendo la situación actual en la que nos encontramos y los retos digitales que acechan en el corto plazo, creo que alguna reflexión al respecto merece la pena.

Vivimos tiempos de cambio. Cada año que pasa nuevas tecnologías se instalan en nuestras vidas, y con ellas nuevas necesidades en las empresas para entenderlas, desarrollarlas y gestionarlas de la manera más adecuada posible.

¿Qué cambios deberían aplicarse sobre la Educación para adaptarse a las necesidades sociales, económicas y tecnológicas del siglo XXI? ¿Qué papel jugarán los profesores y los propios estudiantes en esta empresa? Aunque personalmente no me aventuraré a responder a estas preguntas, sí me atrevo a confirmar que algo tendremos que mojarnos si queremos estar bien posicionados en un futuro cercano.

¿Cómo nos encontramos hoy en día?

Que la situación actual –exceptuando el rara avis que resulta la escuela de negocios española– es mejorable creo que está fuera de duda alguna, aunque en mi ánimo no está el realizar un repaso catastrofista de las estadísticas internacionales. Por otro lado, si hablamos sobre el mundo de la empresa y las universidades corporativas, es difícil encontrar ejemplos de éxito que se alejen de escenarios a mínimos repletos de coloridos Power Points.

Pero como se suele decir, esto ya está descontado. Lo importante es mirar hacia adelante y entender cómo estamos viviendo un doble punto de inflexión, en donde podremos encontrar las respuestas al qué y cómo enseñar en la nueva era digital en la que nos estamos adentrando.

¿Qué enseñar en una nueva era digital?

La guerra por el talento digital ha comenzado. Y ya estemos hablando de escuelas secundarias o de universidades corporativas, la reflexión está encima de la mesa. ¿Qué podría aportar el enseñar programación a los niños en los colegios, como defiende el propio Obama? ¿Cómo podríamos inculcar un mayor espíritu de intraemprendimiento a nuestros estudiantes universitarios? ¿Qué otras capacidades aparte del análisis estadístico o del manejo de las redes sociales requerirán los profesionales de las empresas del siglo XXI? En mi opinión, la brecha entre los conocimientos actuales y las capacidades digitales requeridas en el futuro ya es una realidad, y el solventarlo será un tema capital –si no ya mismo– en pocos años.

¿Cómo enseñar en una nueva era digital?

Las posibilidades que brindará la transformación digital en el ámbito educativo serán impactantes. Podríamos hablar de contenidos multimedia, personalizados o gamificados; de canales móviles, realidades aumentadas o pizarras electrónicas. Pero sin duda, una de las tendencias actuales más prometedoras son los cursos masivos online (MOOCs).

Plataformas como Coursera o Udacity ya ofrecen catálogos de cursos gratuitos de calidad, y dejan entrever el potencial de este tipo de iniciativas. Ahora bien, ¿cómo gestionarán los centros educativos la internacionalización, y en concreto los españoles con uno de los idiomas más globales como activo? ¿Qué impacto tendrán nuevos paradigmas como la economía colaborativa y la formación peer-to-peer entre individuos? ¿Cómo podrán monetizar su conocimiento los centros privados y las personas que tengan algo que enseñar y quieran hacerlo?

 

Una gran ola de cambio digital se acerca a toda velocidad, y en nosotros está el sufrirla como un verdadero tsunami que arrase nuestra realidad profesional, o una oportunidad para tomarla y alcanzar el éxito. ¿Surfeamos juntos?

Surfing a digital wave, or drowning?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

2 comentarios en “Una educación digital 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *