Los ganadores del CES

CES

Decir hoy en día que la tecnología está presente en cada minuto de nuestras vidas podría resultar una obviedad para muchas personas, pero cuando el resto de no aludidos echaran un vistazo a las innovaciones que se nos aproximan -mostradas en ferias como la reciente CES en Las Vegas– estoy convencido de que la obviedad se generalizaría.

En Europa contamos con ferias tecnológicas de primer orden como el CeBIT en Alemania y el Mobile World Congress en España, pero es el CES americano el rey de todos los congresos techies. Más de 3.600 expositores y 170.000 visitantes (un 30% de fuera del país) avalan esta afirmación, y es que es en Las Vegas en donde los principales fabricantes del mundo enseñan sus apuestas tecnológicas para el próximo año.

En mi opinión, independientemente de pantallas curvas a las cuales no le acabo de ver la gracia y drones voladores revitalizados, el podio de ganadores ha sido el siguiente:

  • El coche inteligente llevado a su máxima expresión. Los pesos pesado del sector de la automoción lo tienen claro, y en las principales sesiones del CES los responsables de Mercedes-Benz, BMW y Tesla mostraron sus propuestas hacia una conducción semi-automática. “Semi” porque a corto plazo nadie piensa que ningún país autorice vehículos conducidos por un ordenador; pero también “automática” por la apuesta continua para automatizar los sistemas de apoyo al conductor -como por ejemplo la toma automática de curvas en autopistas- y el entretenimiento digital de sus pasajeros.
  • Llévatelo puesto. La apuesta por los wearables sigue siendo muy fuerte, independientemente de los problemas reales que están teniendo líderes como Apple con  su reloj -anunciado ya hace cinco meses y sin fecha conocida de presentación- y Google con sus gafas inteligentes -máximo responsable del proyecto recién destituido por sus pobres resultados-.
  • Sensores, sensores y más sensores. Encontrar un sensor que mide la temperatura en un biberón, la velocidad en una zapatilla o la humedad en un tendedero ya comienza a entrarnos en la cabeza como algo normal, y en el CES así se ha continuado. Pero ojo, la tecnología no para y ya comienza a hablarse de nuevas innovaciones como el MEMS con resultados reales encima de la mesa. ¿Y qué es MEMS? Sistemas Microelectromecánicos, o en cristiano, pequeños robots del tamaño de la cabeza de un alfiler capaces de registrar información a través de micro-sensores y transmitirla a dispositivos más grandes y potentes.

Tecnologías enfocadas al consumo personal, pero que en mi opinión deben de ser analizadas de una manera frecuente y detallada por las empresas, buscando oportunidades para introducir dichas innovaciones en sus modelos de negocio, teniendo ejemplos hoy en día tan claro como las aseguradoras, las energéticas o todo el sector de consumo en su globalidad.

Y es que en muchas ocasiones, el consumidor digital va más rápido que las propias empresas, y aquello que muchos han venido a llamar la consumerizacion (tendencia creciente en la cual las nuevas tecnologías surgen primero en el mercado del consumidor y luego se propagan hacia las empresas) se hace una realidad.

Agárrense, que vienen curvas 🙂

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *